martes, 21 de diciembre de 2010

sábado, 18 de diciembre de 2010

AUTORETRATO


Estas botas forman parte de un cambio de vida, el nacimiento de una nueva mujer.
Son un legado para mis hijos, cuando lleguen esos días en que te conviertas en una viejita molesta que reclama los cuidados y las atenciones de los hijos.

Son un recuerdo a la que soy y algún día la que fui, la que sale corriendo por las mañanas a trabajar después de dejar la comida en el puchero, la que no ha dormido pensando en el recibo de la luz, la que se enfada por ver los calcetines tirados en el cuarto de baño, la que pasa las noches en vela esperando a ver si llegan los que han salido con los amigos, la que recibe las notas trimestrales, la que consuela en un mal día, la que se alegra con las alegrías ajenas, la que acaricia, la que besa y la que colorea su vida con la imaginación hasta que por fin puede sujetar el pincel.